RESEÑA HISTORICA

La sede principal de la Universidadcional de San Cristóbal de Huamanga (UNSCH) se encuentra ubicada en la antigua ciudad que los españoles fundaron en el año 1540 con el nombre de San Juan de la Frontera, que actualmente es conocido como Ayacucho. Desde su fundación, la ciudad adquirió reputación entre la población europea por su buen clima, en tanto se ubica en un amplio valle templado de la sierra sur andina. Ayacucho se sitúa a una altitud de 2760 msnm y su centralidad por hallarse en la sierra sur – central ha facilitado su conectividad, tanto con la capital, como con las regiones de Junín, Huancavelica, Cusco, Apurímac e Ica.

La UNSCH fue fundada con la categoría de Real y Pontificia, el 3 de julio de 1677, por el ilustre obispo de la Diócesis de Huamanga Don Cristóbal de Castilla y Zamora. Su fundación fue refrendada el 21 de diciembre de 1680 por el rey de España Don Carlos II. Su creación también contó con la confirmación del Papa Inocencio XI, mediante la Bula Pontificia. Después de casi 200 años de funcionamiento, fue clausurada en 1886 y reabierta 80 años después con el nombre de Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga, por mandato de la Ley Nº 12828, promulgada el 24 de abril de 1957; que reinició con sus labores académicas el 3 de julio de 1959. Desde ese momento, contó con el apoyo de la comunidad ayacuchana y los más destacados intelectuales y políticos nacionales e internacionales. Durante los aciagos años del 80, donde la violencia se abatió sobre el Perú, la UNSCH mantuvo firmemente su compromiso institucional que es de seguir aportando al desarrollo regional. A pesar de haber sufrido embates violentos, haber perdido importantes miembros de la comunidad universitaria, así como haber sufrido graves daños en su infraestructura física y actividad académica, la universidad siguió apostando tercamente por la formación académica y el compromiso con la institucionalidad democrática. Aun en los peores años del conflicto, la UNSCH no fue intervenida por el Estado. Actualmente, la UNSCH cuenta con veintiocho Escuelas de Formación Profesional, distribuidas en diez Facultades; forma profesionales con condiciones para responder a las necesidades y demandas de la región. Sus profesionales egresados están dotados de conocimientos teóricos y la experiencia necesaria para atender las demandas regionales y nacionales de desarrollo. Su formación humanista los hace poseedores de una importante sensibilidad social, científica y cultural. La acción de la UNSCH se extiende a diferentes ámbitos de las actividades locales y regionales, a partir de acciones de proyección social y de investigación académica y aplicada. Su accionar se da principalmente en los campos agropecuarios, educativos, comerciales, artísticos, industriales y culturales. Nuestra Universidad mantiene vivo el interés por nuestras raíces culturales, la historia regional, el respeto a la diversidad cultural y al medio ambiente. Al mismo tiempo, se proyecta hacia el futuro consciente de los retos que este plantea para la región y el país.